Me llamo Maria Miron, y soy fotografo de bodas. Trabajo a nivel internacional, con base en Barcelona (España) y Rumania.

Mi marido es la mejor cosa que me ha pasado y, también, mi inspiración para mi gran pasión: fotografiar bodas. Gracias a él, entiendo el valor que tiene capturar los recuerdos y los momentos efímeros de la vida, y es gracias a la fotografía que puedo inmortalizarlo de un modo simple y honesto, creando imágenes como si fueran  un profundo poema o una bonita cancion, contando una historia sobre la aventura de la vida: vuestra historia, vuestro amor.

Considero que una buena fotografía sale cuando me concentro sobre la persona a priori, y posteriormente sobre la cámara. Quiero que la persona se sienta como si fuéramos viejos amigos durante la sesión. Uno de los mejores cumplidos que se me han hecho es que “las personas se olvidan de que les estoy tomando fotos”, y así, llegados a ese punto, puedo capturar cada sentimiento, cada emoción.

Como fotógrafo de bodas internacional, me desplazo ahí donde celebréis vuestra boda, tanto a nivel nacional (Madrid, Barcelona, Valencia, Girona, Navarra, Galicia…etc.), como Europeo. Me siento muy honrada al tener clientes que ponen su confianza en mí para retratar sus bodas en sus hermosos países. Las sesiones y bodas que me gustan, no dependen de la ubicación, sino de la conexión entre nosotros y de la confianza que los novios tienen en mi y en mi visión.